texto agenda 21
logotipo de agenda 21 de la diputación de albacete

Usted está en:  » Desarrollo Sostenible [+ » Factores Implicados [+ » Medio Natural » Naturaleza y biodiversidad

 

 

 

Medio natural

Naturaleza y biodiversidad

NATURALEZA Y BIODIVERSIDAD.

El jabalí, especie animal ampliamente extendida en el medio natural de la provincia Biodiversidad y desarrollo sostenible.

El término biodiversidad lo comenzó a utilizar el biólogo norteamericano Edward Wilson en 1988 para denominar la riqueza biológica de una determinada zona del planeta.

Según las últimas estimaciones científicas, el número de especies vegetales y animales distintos podría estar comprendido entre los 5 y los 30 millones, aunque tan sólo hay 1.400.000 clases de seres vivos identificados o de los que se cuenta hoy con algún tipo de descripción. Se barajan también cálculos de que cada año desaparecen de la Tierra unas 17.500 especies de animales y plantas, muchas de ellas -se especula con que quizá más del 50%- sin que lleguen siquiera a ser conocidas por el ser humano

Nuestro país es uno de los países europeos más diversos en flora y fauna gracias a las condiciones especiales de su orografía, extensión y situación geográfica, con un número total de especies de flora y fauna entre 55.000 y 60.000, cuenta con el potencial más alto de riqueza ecológica de toda Europa occidental. Se calcula que existen 8.000 especies de plantas superiores, 100 de mamíferos, 460 de aves, 43 de reptiles, 22 de anfibios, 40.000 de insectos y 5.000 de mariposas. Pero como ocurre en el resto del mundo, el ecosistema de muchas zonas sobrevive bajo serias amenazas.

Dos claros indicadores de esta riqueza singular lo constituyen las plantas vasculares y los vertebrados.
Las plantas vasculares existentes en España alcanzan las 8.000 especies (más del 80% de las existentes en la UE y el 59% de las existentes en el continente europeo), de las que 1.500 son endemismos.

Además, casi la mitad de los endemismos europeos son españoles.

Las especies de fauna presentes en España superan el 50% de las presentes en Europa.

Sin embargo el estado de conservación de muchas de estas especies no resulta en general satisfactorio, y son bastantes las especies significativas que se encuentran en alguna situación de amenaza.

Igualmente, la casi totalidad de la superficie de la Unión Europea ha sido de una manera u otra manipulada por el hombre, por lo que en ocasiones se han creado nuevos ecosistemas denominados seminaturales cuyo valor ambiental está vinculado a la interacción entre el hábitat y la explotación de los recursos naturales.

Es relativamente fácil romper con este equilibrio por causas diversas:
incendios forestales, intensificación de la agricultura, cambios en el uso del suelo, aumento de las infraestructuras del país con la consiguiente fragmentación de hábitats, desertificación, contaminación del medio o la introducción de especies exóticas que invaden el área natural de distribución de las especies autóctonas.

Problemática:

El desarrollo socioeconómico de las últimas décadas ha supuesto una degradación progresiva de los ecosistemas, ya que determinadas actividades humanas derivadas de este desarrollo no han respetado las condiciones de equilibrio ecológico del entorno natural sobre el que se han asentado, afectando negativamente a la biodiversidad.

La desaparición de especies se ha acelerado:

La extinción de animales se ha acelerado en los últimos 200 años como consecuencia directa o indirecta del crecimiento de la población humana, el despilfarro de los recursos naturales y los cambios asociados al medio ambiente. Se trata, desafortunadamente, de un fenómeno aún más grave de lo previsto años atrás por los conservacionistas.

La modificación de la utilización de los suelos, que implica la fragmentación, la degradación y la destrucción de los hábitats son algunas de las causas. La explotación de la agricultura ha sido el factor que ha incidido más negativamente en la pérdida de biodiversidad. Este cambio de asignación se debe principalmente al crecimiento demográfico y al aumento del consumo per cápita (dos factores que van a seguir intensificándose en el futuro y crear aún más presión);

El cambio climático por su parte destruye algunos hábitats y ciertos organismos vivos, perturba los ciclos de reproducción, empuja a los organismos móviles a desplazarse, etc.;

En cuanto a la mano del hombre, el ejemplo más clarificador a nivel global de cómo ataca el hombre al medio lo tenemos en las selvas tropicales, que concentran la mayor diversidad biológica de todo el planeta y que están siendo devastados en las dos últimas décadas. Los estudiosos e investigadores comenzaron a apreciar con detalle todo el potencial de vida de estas selvas tropicales casi al mismo tiempo que las multinacionales comenzaban a consumar la destrucción y explotación de sus recursos naturales, en una escala nunca antes registrada en otra región del mundo.

Otras presiones importantes sobre la biodiversidad son la sobreexplotación de los recursos biológicos, la difusión de especies exóticas invasoras, la contaminación de los medios naturales y de los hábitats.

Problemas fundamentales que afectan a la biodiversidad en España:

Defoliación de las masas forestales

El estrés hídrico, los agentes bióticos y la contaminación atmosférica son algunas de las causas principales que contribuyen a la degradación de las masas forestales

Especies amenazadas.

El 13,7% de los vertebrados españoles presenta algún grado de amenaza según el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas (CNEA).

Fragmentación de hábitats por infraestructuras del transporte

No se puede garantizar la conservación de la biodiversidad sin una adecuada conectividad territorial

En este sentido, España es un país cuyo territorio está aún relativamente poco fragmentado por las grandes infraestructuras. Pero por otro lado, tiene una alta vulnerabilidad de sus valores naturales, por su amplia distribución de hábitats de interés y por su gran riqueza en biodiversidad.

Falta de gestión y atención a la biodiversidad urbana y autóctona.

El desarrollo desmedido de la urbanización ha supuesto la transformación de las características del entorno inmediato a las ciudades.

Las condiciones naturales del territorio han sido modificadas por la intensidad de los usos del suelo. A esta hay que añadir la desaparición de las actividades tradicionales, la falta de zonas verdes en las ciudades y alrededores que permitan dar acogida a las diversas especies que se encuentran en las áreas urbanas y sus límites.

Además de mencionar la problemática que supone la introducción de especies vegetales y animales foráneas. Bien por su inclusión en nuestras zonas verdes o bien por inclusión en el medio de aquellas especies alóctonas y exóticas adoptadas inicialmente como mascotas, que acaban desplazando a las especies autóctonas.

Especies exóticas invasoras

La introducción de especies exóticas constituye una amenaza para la biodiversidad autóctona.

El número de especies invasoras es significativo en el caso de mamíferos, aves, reptiles y anfibios, ya que alcanza casi el 2% de especies. En el caso de los peces de aguas continentales, estas cifras alcanzan su dimensión más crítica debido a las introducciones de especies con fines comerciales y cinegéticas.

El origen y causa de las invasiones de especies exóticas es muy variable. En muchos casos, sobre todo en mamíferos y aves, el origen de la invasión es la introducción de especies con fines cinegéticos, casos del muflón y el arruí; con fines comerciales, como el bien conocido y documentado caso del visón americano; o por abandono de mascotas importadas.

Para los invertebrados, por citar un ejemplo, el caso de la expansión del cangrejo rojo o de las marismas, introducido en algunos ríos españoles y que ha llegado a desplazar a las poblaciones del cangrejo de río autóctono.

Gestión.

Si bien es cierto que desde siempre nos hemos servido de la naturaleza para subsistir, nunca se había llegado a la paradoja de que el abuso que se hace de ella obligara a adoptar medidas que garantizaran su protección. Las mismas empresas que contaminan diseñan sistemas de calidad medioambiental; las políticas que buscan potenciar la industria dicen intentar a su vez el respeto a las leyes de protección de la naturaleza; y, para terminar, los propios ciudadanos sensibilizados por el deterioro del medio ambiente obvian que también está en sus manos trabajar por el desarrollo sostenible.

Gracias a la aprobación de diferentes convenios de colaboración y programas de recuperación de especies aparecen los primeros signos positivos como los nacimientos de cachorros de lince dentro del programa de cría en cautividad.

Igualmente en materia de conservación de espacios naturales se han producido grandes avances, aumentando el número de hectáreas protegidas en el territorio español, aunque todavía es limitado el porcentaje de estos espacios que cuentan con planes aprobados de gestión de recursos.

Gestión de la biodiversidad en la Unión Europea

Plan de acción a favor de la Biodiversidad. El plan de acción prevé proteger los hábitats y las especies más importantes de la Unión Europea. La consecución de este objetivo pasa por una aplicación reforzada de la red Natura 2000 (designación y gestión de los lugares protegidos, coherencia y conectividad de la red), por la recuperación de las especies más amenazadas y por la adopción de medidas de protección en las regiones ultraperiféricas.

Pero la protección sostenible de la biodiversidad va más allá de Natura 2000 y de las especies amenazadas. Por esta razón, el plan de acción prevé preservar y restaurar la biodiversidad y los servicios de los ecosistemas en las zonas rurales de la UE no protegidas de manera específica. Pretende en particular optimizar las disposiciones de la política agrícola común (PAC), para la conservación de las tierras agrícolas y bosques con un alto valor natural.

Reforzar la compatibilidad del desarrollo regional y territorial con la biodiversidad en la UE es otro objetivo prioritario del plan de acción, en particular gracias a una mejor planificación a nivel nacional, regional y local, que tenga en cuenta aún más la biodiversidad (evaluaciones ambientales, proyectos financiados por fondos comunitarios, asociaciones entre los responsables de la planificación y del desarrollo).

El plan de acción también tiene como objetivo reducir de modo sustancial el impacto en la biodiversidad de la Unión Europea de las especies exóticas invasivas y de los genotipos exóticos.

El objetivo de estos planes es construir un entorno en el que los seres humanos, la flora y fauna silvestre y los hábitats naturales puedan coexistir y prosperar juntos.

Gestión del medio natural en nuestra comunidad.

Plan de Conservación del Medio Natural

Castilla-La Mancha cuenta con un Plan de Conservación del Medio Natural aprobado en diciembre de 1994.
En él se establecían los criterios y directrices a seguir en los próximos 60 años en materia de protección del medio natural, aunque tras su revisión, iniciada en el año 2001 y finalizada en el 2003, el período de planificación ha quedado establecido en 20 años, divididos a su vez en quinquenios.

La finalidad de la revisión del Plan fue conocer el grado de cumplimiento de los objetivos establecidos, corregir posibles desviaciones y adaptar los objetivos a las nuevas necesidades y compromisos surgidos durante los primeros cinco años de vigencia del Plan.

Los objetivos a alcanzar con este Plan son:

  • Conservar y mejorar los recursos naturales y las masas forestales.
  • Garantizar la multifuncionalidad de los recursos naturales y las masas forestales:
    • Función de sustento de las actividades agrarias, y por tanto, de la población rural.
    • Función de aprovechamiento tradicional del monte.
    • Función de protección de las masas de agua, del aire y del suelo.
    • Función de sustento de procesos biológicos esenciales para la conservación de la biodiversidad.
    • Función de esparcimiento de la sociedad.

Asegurar la protección de los recursos naturales y las masas forestales ante situaciones que provocan su deterioro o desaparición.

Dentro del Plan se establecen distintos instrumentos de planificación en función de tres escalas: escala regional, escala de Unidad Natural y escala de Unidad de Gestión.

A nivel regional, es el propio Plan de Conservación del Medio Natural el instrumento de planificación de la gestión del medio natural. El Plan organiza la política regional para la gestión del medio natural, incorporando una cuantificación económica de las necesidades y una previsión de las inversiones. Derivados del Plan de Conservación del Medio Natural, y afectando también a toda la región de Castilla-La Mancha, se establecen el Plan Regional de Educación Ambiental, los Planes de Gestión de Especies Cinegéticas y Piscícolas de Interés Preferente y los Planes de Conservación de los Recursos Naturales Protegidos previstos en documento de 1994.

Por otro lado, siguiendo las directrices establecidas en la legislación vigente, la Comunidad de Castilla-La Mancha tiene la obligación de elaborar planes de conservación para todas las especies incluidas en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas: Planes de Recuperación para las especies en peligro de extinción, Planes de Conservación y, en su caso, de Protección del Hábitat de especies vulnerables, Planes de Conservación del Hábitat para las especies sensibles a la alteración de su hábitat, y Planes de Manejo para las especies interés especial.

A pesar de esta obligatoriedad, de las 826 especies incluidas en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas, sólo se han aprobado planes para 12, que representan el 40% de las catalogadas como en peligro de extinción y el 1% de las catalogadas como vulnerables.

En Castilla-La Mancha, las especies que tienen Planes de Recuperación aprobados son el águila imperial ibérica (Aquila adalberti), la cigüeña negra (Ciconia nigra), el lince ibérico (Lynx pardinus) la malvasía (Oxyura leucocephala) dentro de las especies de fauna, y Atropa baetica, Coincya rupestris, Delphinium fissum subsp.
sordidum, Helianthemum polygonoides, Sideritis serrata y Vella pseudocytisus. Por su parte, las especies que poseen un Plan de Conservación son el buitre negro (Aegypius monachus) y el geranio del Paular (Erodium paularense).

PROPUESTAS PARA CONSEGUIR UN DESARROLLO SOSTENIBLE.

Para alcanzar el desarrollo sostenible es necesario fomentar el conocimiento del espacio natural, para de esta forma poder valorarlo y disfrutarlo de una forma racional al mismo tiempo que se garantiza su conservación y protección.

Uno de los aspectos fundamentales encaminados hacia la preservación de la biodiversidad y el entorno natural en las ciudades es la gestión de la biodiversidad urbana. De esta forma se desarrollan acciones para la identificación, protección y bienestar animal mediante la aplicación de la normativa vigente y el control de la población de diferentes especies presentes en el medio urbano. Control de aquellas especies que pueden ser posibles vectores de enfermedades transmisibles, y protección aquellas autóctonas de gran interés natural.

Resulta fundamental mantener un entorno urbano sostenible, poniendo en marcha numerosas iniciativas para la integración de la naturaleza en la ciudad y la preservación del entorno natural, trabajando por un espacio urbano donde los espacios libres y las zonas verdes adquieren un papel protagonista en la calidad de vida.
Biodiversidad: qué podemos hacer a nivel individual para favorecerla.

Tenemos una gran responsabilidad en este proceso de pérdida de biodiversidad, a pesar de tratarse en ocasiones de escenarios lejanos. Por suerte tenemos posibilidades de influir positivamente, por ejemplo mediante nuestro comportamiento como consumidores.

Pero el "arma" del consumidor no sólo está en evitar comprar ciertos productos; también puede estar en la adquisición de otros. Diversas empresas y organizaciones traen productos de países del "sur" con la filosofía del Comercio Justo (pagando a los productores un precio digno por su trabajo y fomentando una producción que no destruya el medio ambiente).

A favor de los bosques

Utilizar papel reciclado, usar los dos lados de las hojas de papel y evitar el consumo de papel blanqueado con cloro. Potenciar el uso del papel reciclado en la escuela, oficina, asociación de padres, vecinos o consumidores, ONG, sindicato.... Reutilizar las fotocopias y los papeles en sucio.
Evitar los productos de papel desechable, de usar y tirar, como vasos y platos de papel, posa vasos, filtros de café, bolsas de celofán. Evitar el exceso de embalajes y el papel de regalo.

Separar el papel y depositarlo en los contenedores selectivos. No sólo en casa, también en la oficina, en la escuela y en la fábrica. Hay que tener en cuenta que el tetrabrik, el papel térmico de fax y el papel encerado o plástico no son reciclables.

Podemos evitar consumir determinados productos que están muy ligados a la destrucción de los bosques tropicales (ciertas maderas exóticas, obtenidas de forma destructiva, por ejemplo). Para utilizar esta herramienta del consumo responsable es necesario contar con una buena información sobre cuáles son los productos cuya adquisición resulta negativa.

A favor de la biodiversidad del entorno:

Evitar comprar productos que contengan o empleen gases de cloro o bromo, destructores del ozono: CFC, HCFC, metil-cloroformo, bromuro de metilo.
Si se necesita un nuevo frigorífico o congelador escoger, a ser posible, uno de tecnología greenfreeze.

Evitar los aires acondicionados. Para refrescarse respetando el medio ambiente, que es de todos, se pueden emplear ventiladores de techo o sistemas de acondicionamiento de aire por evaporación o absorción.

En las casas, evitar aislantes de espuma sintética. En su lugar se pueden emplear aislantes naturales: arlita, arliblock, perlita, lana mineral, corcho, grava.
Utilizar extintores con base de agua, nitrógeno, gas carbónico o argón, no los de gas halón.

A favor de la biodiversidad de la fauna:

Cumplir, si se es cazador o pescador, la normativa que regula las actividades cinegéticas.
No comer caza fuera de temporada, salvo que se trate de especies de criadero.
No abusar de animales que están en el límite del equilibrio, como los percebes, pajarillos...
Denunciar la venta de animales de especies protegidas en pajarerías o cualquier otro conducto.
No alterar el entorno salvaje de los animales, respetando madrigueras, nidos, abrevaderos...
Respetar los bosques, los campos y las playas, y no dejar basuras ni ningún rastro de que hemos estado allí.

Hay que hacer especial hincapié en que el comportamiento individual es esencial para lograr los cambios necesarios, empezando por lo que comemos y por cómo y dónde viajamos.

Desde las Agendas 21 se debe promover el desarrollo de un planeamiento más sostenible en cuanto al consumo de suelo, el mantenimiento y la estructuración de los espacios naturales y la protección y preservación de las especies animales y vegetales

La biodiversidad y el crecimiento económico pueden ser complementarios, siempre y cuando cambiemos nuestros hábitos de consumo irresponsable de materias primas y productos terminados y los sustituyamos por una conservación y gestión más cuidadosa de los recursos.

ENLACES DE INTERÉS.

  • Para más información
  • UICN – Unión Mundial para la Naturaleza
  • Página web Natura 2000
  • www.europa.europa.eu/environment/nature/home.htm
  • www.europa.europa.eu/environment/life/home.htm
  • UICN – Unión Mundial para la Naturaleza
  • Página web Natura 2000
  • Folleto sobre proyectos LIFE-Naturaleza 2005
  • Programa LIFE
  • Natura 2000, conservación de la naturaleza y biodiversidad de la UE
  • Semana Verde 2006
  • Evaluación de los Ecosistemas del Milenio
  • SEBI 2010
  • Consejo Europeo para el Censo de Aves
  • Diversitas

PROTECCIÓN DE LA NATURALEZA Y DE LA BIODIVERSIDAD

BIODIVERSIDAD

  • Plan de acción en favor de la biodiversidad (2006-2010)
  • Plan de acción en favor de la biodiversidad en los sectores de la protección de los recursos naturales, de la agricultura, de la pesca y de la cooperación al desarrollo y de la cooperación económica
  • Convenio de Berna relativo a la conservación de la vida salvaje y del medio natural
  • Hábitats naturales (Natura 2000)
  • Convenio de Río sobre la diversidad biológica
  • Estrategia para el uso sostenible de los recursos naturales
  • FAUNA Y FLORA
  • Especies de la fauna y flora silvestres amenazadas - CITES
  • Conservación de los recursos marinos vivos del Océano Antártico - Convenio de Canberra
  • Conservación de las aves silvestres
  • Convención de Bonn sobre la conservación de las especies migratorias
  • Mantenimiento de animales salvajes en un entorno zoológico
  • Protección de los animales utilizados para experimentación
  • Fauna marina: cetáceos, focas, delfines
  • Acuicultura: utilización de especies exóticas o localmente ausentes
  • Normas de captura no cruel
  • Estrategia para el uso sostenible de los recursos naturales
  • Convenio para la protección de los Alpes

BOSQUES

  • Plan de acción de la Unión Europea en defensa de los bosques
  • Estrategia para un desarrollo sostenible
  • Forest Focus
  • Conservación y gestión sostenible de los bosques tropicales y de otro tipo en los países en desarrollo
  • Bosques y desarrollo: la perspectiva de la CE

Logotipo de la Diputación Provincial de albaceteLogotipo de la Federación de municipios y provincias de Castilla La Mancha Logotipo de la la junta de comunidades de castilla - la manchaLogotipo de FEDER

inicio | contacto | protección datos |

Web optimizada: 1024x768

Este estilo cumple los siguientes estándares:

Valid XHTML 1.0 Transitional ¡CSS V´lido! Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI

Copyright @ Diputación de Albacete. Paseo Libertad, 5. 02071. Albacete.

Tel. 967595300. Fax. 967520316

N.I.F. P0200000H | adminurl@dipualba.es