texto agenda 21
logotipo de agenda 21 de la diputación de albacete

Usted está en:  » Desarrollo Sostenible [+ » Factores Implicados [+ » Medio Natural » Suelo

 

 

 

Medio natural

Suelo

SUELO Y DESARROLLO SOSTENIBLE.

Ejemplo de suelo agrícola de la provincia de AlbaceteSe puede definir el suelo como el sistema compuesto por materia orgánica e inorgánica, de diferente extensión vertical y horizontal, que se forma sobre la superficie del terreno, con unos constituyentes, propiedades y génesis que son el resultado de la actuación de una serie de factores activos como el clima, los organismos, el relieve, el tiempo, etc., sobre un material pasivo, la roca madre.

La contaminación de los suelos es uno de los problemas ambientales de mayor importancia e interés en los últimos años. Esto se debe a que la actividad humana conlleva una serie de actividades que están produciendo distintos tipos de alteraciones en los suelos, llevando a su degradación.

Las actividades del ser humano degradan el suelo como consecuencia de la sobreexplotación de diversas actividades, como la agricultura intensiva, el uso de determinados pesticidas, las actividades industriales sin ningún tipo de control en el vertido de determinadas sustancias, etc.

En cuanto la degradación de origen natural, el ser humano está presente de una forma menos directa, pero favorece su progresión. Se trata por ejemplo, de la erosión, o la desertificación, procesos naturales en los qué el ser humano influye de manera evidente en la aceleración de éstos.

PROBLEMÁTICA.

Contaminación del suelo.

La contaminación más grave y dañina es la de origen antrópico, proveniente generalmente de la industria, pero también de actividades agrícolas y ganaderas.

El usos de plaguicidas en la agricultura es especialmente grave, puesto que éstos pueden quedar retenidos en el suelo, en las arcillas y en la materia orgánica del suelo, provocando una pérdida de la fertilidad del suelo, e incluso pasar a los vegetales y animales.

La deposición incontrolada de residuos líquidos, sobretodo de los lixiviados y los purines, en el caso de la ganadería, contaminan las aguas subterráneas, sobretodo en aquellos suelos permeables. De hecho, la agricultura es una de las actividades más contaminantes del suelo, puesto afecta a una gran extensión de terreno.

Pero la causa de la contaminación del suelo es muy variada. Los gases y partículas sólidas que se emiten de forma continua en la atmósfera, de la quema de hidrocarburos (de la industria, de los motores de combustión de los automóviles, de las calderas de gas, ….) acaban depositándose en el suelo, y así pasando a contaminarlo. Es especialmente grave el caso del plomo, que durante décadas ha sido emitido a la atmósfera, y que una vez en el suelo altera gravemente el ecosistema.

La sobreexplotación de los suelos por parte de una agricultura intensiva, así como una disminución de la vegetación, que aporta por un lado materia orgánica que enriquece el suelo, y por otro una disminución de la capacidad de retención de la escorrentía, que favorece el lavado del suelo y un empobrecimiento de éste, son algunas de las problemáticas del suelo.

La erosión del suelo, generado en muchas ocasiones por la falta de una vegetación que fije el suelo, favorece un empobrecimiento de éste, de forma que lo que era un suelo fértil se acaba por convertir en un suelo árido.

Como consecuencia de los procesos de degradación del suelo, se origina un deterioro de su capacidad para mantener la actividad biológica; una perdida progresiva de materia orgánica; y por último, su desertización y desaparición debido a la erosión.

EROSIÓN Y SEQUIA.

En algunos climas, como el mediterráneo, las sequías son recurrentes en el tiempo, con periodos que oscilan entre algunos pocos años. Las causas de la sequía hay que buscarlas en la dinámica atmosférica.
La sequía provoca que la erosión del suelo sea importante.
Por erosión se entiende el transporte de partículas del suelo, como fragmentos de roca, humus, o partículas finas, debidas al viento, y la escorrentía provocada por precipitaciones torrenciales, entre otras causas. La erosión empobrece los suelos, y si ésta es constante y duradera, es la causa del inicio de la desertificación, uno de los problemas más graves que pude sufrir el suelo.

GESTIÓN: CONTROL, TRATAMIENTO Y RECUPERACIÓN DE SUELOS CONTAMINADOS.

Cuando existe una contaminación en un suelo existen distintas alternativas a seguir en función de los riesgos existentes:

  • Técnicas de confinamiento. Estas técnicas consisten en el aislamiento de la zona contaminada y la contención de las sustancias contaminantes para inmovilizar y detener el proceso de contaminación.
    Cuando el volumen de residuos acumulados es muy grande, es necesario recurrir a medidas de aislamiento o inmovilización para evitar que la contaminación se extienda a terrenos cercanos o a agua subterráneas.

    Las principales técnicas de aislamiento son de dos tipos: coberteras o sistemas de contención mediante barreras físicas o hidráulicas.
  • Técnicas de tratamiento. Son procesos a los cuales se somete el suelo contaminado con objeto de eliminar o reducir la contaminación.
  • Excavación y depósito final. Incluyen operaciones en las que el suelo contaminado es excavado y llevado a lugares de almacenamiento. En muchas ocasiones se realiza el saneamiento de espacios contaminados mediante la excavación y la retirada de los suelos contaminados, sin proceder al tratamiento posterior.

Legislación básica:

La principal ley que existe en España sobre este tópico es la Ley 10/1998, de 21 de abril, de Residuos
La Ley 10/1998, de 21 de abril, de Residuos, transpone la Directiva General de
Residuos 91/156/CEE. Contiene varios artículos referidos a los suelos contaminados.
En el caso de Castilla-La Mancha: Resolución 24/09/98 (DOCM 46, 01/10/98).

PROPUESTAS PARA CONSEGUIR UN DESARROLLO SOSTENIBLE.

Medidas para un uso sostenible de los suelos.

Entre algunas de las medidas que se pueden aplicar para evitar la degradación, están las siguientes:

  • Ajustar los aportes de abonos y aplicarlos correctamente: El exceso de abonos no conduce a mejores cosechas, cuesta caro al agricultor y al medio ambiente. Se debe ajustar los aportes de abono a las necesidades del cultivo y las características del suelo, de forma que los nutrientes estén disponibles cuando la planta los necesite.
  • Evitar la erosión: Reducirla significa conservar la fertilidad del suelo. Por ello, es muy importante tomar medidas para reducir los procesos erosivos. Algunas de estas medidas son:
    • Labrar el suelo según las curvas de nivel, nunca en la dirección de la pendiente;
    • Mantener el suelo cubierto de vegetación, la cual fija el suelo y evita el impacto de la lluvia, mediante cubiertas herbáceas en los cultivos leñosos, abonos verdes en los periodos sin cultivo y realizar barbechos semillados; y

    Cuando el suelo no puede tener vegetación cubrirlo con acolchados, por ejemplo de paja. Reducir el laboreo y evitar especialmente aquellas labores que dejan el suelo muy disgregado.

  • Practicar la agricultura ecológica: Las técnicas de agricultura ecológica basan la fertilización en los aportes de materia orgánica, los abonos verdes y las rotaciones de cultivos. Estas técnicas favorecen una buena estructura del suelo, que reduce la erosión, y mantienen niveles bajos de nutrientes libres en el suelo, evitando que puedan ser arrastrados hasta los cursos de agua.
  • Impedir los vertidos: Las granjas y las industrias agroalimentarias, producen residuos líquidos con una elevada carga orgánica (purines, alpechines, etc.).
    Estos residuos tienen una gran capacidad contaminante, por lo que se deben depurar antes de su vertido. Igualmente se deben almacenar durante el menor tiempo posible y en instalaciones que garanticen que no se producen fugas o infiltraciones.
    La mayoría de estos residuos pueden ser empleados como abonos con un mínimo de tratamientos sencillos y económicos, como el compostaje. De esta forma pasan de ser residuos a ser un importante recurso para la agricultura.

Organización para la alimentación y la agricultura (FAO)
Web en la cual aparecen informes y estudios sobre la dinámica del suelo y su problemática.
http://www.fao.org/documents/show_cdr.asp?url_file=/DOCREP/006/W1309S/w1309s04.htm

Logotipo de la Diputación Provincial de albaceteLogotipo de la Federación de municipios y provincias de Castilla La Mancha Logotipo de la la junta de comunidades de castilla - la manchaLogotipo de FEDER

inicio | contacto | protección datos |

Web optimizada: 1024x768

Este estilo cumple los siguientes estándares:

Valid XHTML 1.0 Transitional ¡CSS V´lido! Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI

Copyright @ Diputación de Albacete. Paseo Libertad, 5. 02071. Albacete.

Tel. 967595300. Fax. 967520316

N.I.F. P0200000H | adminurl@dipualba.es